[X]

Sectorización con cortinas acústicas fabricadas con tejidos ignifugos según normativas europeas.

Sectorizar un lugar con cortinas acústicas

A la hora de compartimentar o sectorizar un espacio o lugar, se pueden optar por soluciones eficaces que a corto y medio plazo constituyen un ahorro importante en la delimitación de habitaciones o salones. Nos referimos a la utilización de cortinas acústicas confeccionadas con tejidos ignífugos e instaladas mediante rieles rectos o con formas curvas. Este tipo de cortinas elaboradas tradicionalmente con fruncidos se pueden hacer apantalladas y en múltiples colores. La principal función de estas cortinas es la de aislar un lugar de otro sin la necesidad de tener que hacer obras como tabiques que tienen que quedarse para siempre y el consiguiente gasto. Con las cortinas se pueden correr y descorrer fácilmente a través de sus guías, así podremos preservar en la intimidad determinadas áreas tanto visualmente y también frente al ruido.

sectorización con cortinas acústicas

Cuando estudiamos un recinto a nivel acústico se deben tener en cuenta una serie de parámetros, como por ejemplo estudiar en primer lugar para los niveles de aislamiento acústico existentes con medidas “in situ” en recintos colindantes o fachadas, este estudio es muy importante para no incidir en el medio ambiente de manera negativa y cumplir la normativa aplicable, de igual manera para el caso inverso, es decir, para que el ambiente externo no perjudique el recinto bajo estudio, en segundo lugar  para la mejora de los  Parámetros Acústicos de Calidad necesarios para que exista una audición perfecta para el tipo de Recinto Acústico estudiado.

Un punto importante es el analizar la evolución temporal del sonido reflejado en un punto cualquiera de la sala, se identificarán básicamente dos zonas: una primera zona que engloba todas aquellas reflexiones que llegan inmediatamente después del sonido directo, y que reciben el nombre de primeras reflexiones o reflexiones tempranas (los primeros “rebotes” en paredes, suelo y techo), y una segunda formada por las siguientes reflexiones que constituyen la denominada cola reverberante.

En general, las primeras reflexiones presentan un nivel energético mayor que las correspondientes a la cola reverberante, ya que en las reflexiones parte del sonido se va atenuando.

Además, como las primeras reflexiones dependen directamente de las formas geométricas de la sala, por lo que dependiendo del volumen de la misma se podrá optar por un tejido u otro en la confección de cortinas acústicas ya que son específicas y aportan un rendimiento en cada punto y, por tanto, determinan las características acústicas propias de la sala en esa posición de escucha, juntamente con el sonido directo.

El principal factor para el diseño acústico es el tiempo de reverberación. Las opiniones

varían considerablemente sobre cuál es el valor óptimo del tiempo de reverberación para un determinado espacio, según su volumen geométrico y materiales de que están hechos; sin embargo, se puede decir que los tiempos de reverberación para un discurso, charla o conversación en grupo, debieran ser lo más corto posible, pues se está solamente interesado en el sonido directo y no en el reverberante, para otro tipo de usos como por ejemplo la utilización de espacios para música ligera deben ser cortos y para un concierto y música de iglesia deben ser largos. Con la medición de los tiempos de reverberación en auditorios que son considerados como poseedores de buenas cualidades acústicas, se puede llegar a una relación entre el tiempo de reverberación "óptimo" para un uso particular y el volumen del auditorio.

Cuando se diseña una sala de conferencias con cortinas acústicas hay que realizar pruebas de sonido, el criterio más importante es que el conferencista pueda ser pronta y distintamente escuchado por todos los miembros de la audiencia. Una medida cuantitativa del grado de claridad en varias posiciones en la sala puede ser obtenida por medio de pruebas de articulación. Estas pruebas consisten en leer en voz alta desde la plataforma del conferencista una lista de palabras monosilábicas sin sentido. Las personas de la audiencia escriben lo que creen haber oído. Un análisis de los porcentajes de los vocablos que fueron correctamente escuchados es llevado a cabo para dar el "índice de porcentaje de articulación".

cortinas acusticas apantalladas

Una vez que se sabe el volumen que el recinto deberá tener y el tiempo de reverberación

requerido, se puede decidir qué tipo de cortinas acústicas se precisan como tratamiento de absorción sonora será necesario. La posición del material absorbente dentro del recinto dependerá de las circunstancias particulares pero en general, la mayor parte de este material deberá ser colocado en la parte del cuarto opuesta a las bocinas y montado sobre las superficies que puedan producir reflexiones sonoras indeseables. Los materiales absorbentes de naturaleza amortiguante como los paneles ac o las tiras de madera con fibra de vidrio o lana mineral en su parte trasera. Deberán ser usados en paredes en las que puedan sufrir daño o desgaste, materiales menos robustos, como placas de fibra acústica, deberán ser usados solamente fuera del alcance de la mano.

ENCUENTRE EMPRESAS EN SU CIUDAD

A Coruña
Alava
Albacete
Alicante
Almería
Asturias
Avila
Badajoz
Barcelona
Burgos
Caceres
Cadiz
Cantabria
Castellon
Ceuta
Ciudad Real
Cordoba
Cuenca
Girona
Granada
Guadalajara
Guipuzcoa
Huelva
Huesca
Illes Balears
Jaen
La Rioja
Las Palmas
Leon
Lleida
Lugo
Madrid
Malaga
Melilla
Murcia
Navarra
Ourense
Palencia
Pontevedra
Salamanca
Santa Cruz de Tenerife
Segovia
Sevilla
Soria
Tarragona
Teruel
Toledo
Valencia
Valladolid
Vizcaya
Zamora
Zaragoza

 

+ INFO